Diosa celta Cailleach

Diosa celta Cailleach, la Velada

Conocida como la Velada y la Reina del Invierno, la Cailleach controlaba el clima y los vientos. Popular entre los poetas, la divina bruja sigue siendo prominente en Irlanda, Escocia y la Isla de Man.

Uno de los grandes antepasados celtas, la Cailleach era la diosa del frío y los vientos.

A veces conocida como la Velada o la Reina del Invierno, la Cailleach determinaba la duración y la dureza del invierno. Como divina bruja y deidad creadora, sigue siendo un tema popular para poetas y escritores.

La Cailleach vivió en Escocia, Irlanda y la Isla de Man, y muchos lugares siguen dedicados a ella dentro de estas regiones.

Etimología

Cailleach es una palabra común en el gaélico escocés e irlandés que significa «vieja» o «bruja». Esta palabra actual se derivó de Caillech , un término que significa «velada» en gaélico antiguo. Estos términos provienen de una raíz base compartida con muchos otros que describen a las mujeres, como caillin .

Los poetas le han dado diferentes nombres a través del tiempo: Digdi (o Digde), Milucra, Biróg (el hada que salvó a Lugh del Brazo Largo cuando era niño), Buí (una de las esposas de Lugh), y Burach.

Debido a que muchos de estos son personajes completamente separados, algunos eruditos creen que Cailleach era más un título que un nombre -cualquier anciana podría ser llamada una cailleach.

Su título más prominente fue Cailleach Bhéara , revelándola como maestra del invierno. Las muchas regiones nombradas en su honor a menudo le daban títulos únicos que reflejaban sus respectivos paisajes. Algunos ejemplos fueron An Chailleach Bhéara (La Jauría de Beara) en el condado de Cork, Irlanda, y «la(s) Jauría(s) de la Tormenta» en Escocia.

Atributos

El Cailleach aparece principalmente como una anciana con velo, a veces con un solo ojo. Su piel era mortalmente pálida o azul, mientras que sus dientes eran rojos y sus ropas adornadas con cráneos. Podía saltar a través de las montañas y montar en las tormentas. En la tradición Manx, el Cailleach era un cambiaformas capaz de transformarse en un pájaro gigante.

El Velado fue una deidad creadora que dio forma a gran parte del paisaje conocido; si lo hizo intencionadamente sigue sin estar claro. Sus herramientas de creación y destrucción incluían su martillo, con el que podía controlar las tormentas y los truenos. En algunas leyendas, también controlaba un pozo que ocasionalmente se desbordaba e inundaba la tierra.

La Cailleach no era ni completamente buena ni completamente mala; sus intenciones variaban de un cuento a otro. A través de su asociación con las tormentas y los truenos, era una fuerza destructiva natural y salvaje.

A pesar de esto, también se preocupaba profundamente por los animales tanto salvajes como domésticos durante los oscuros meses de invierno.

En las tres regiones de habla gaélica, era la patrona de los lobos envalentonados por el hambre del invierno; en Escocia, también se dedicaba a la cría de ciervos.

La Cailleach era a la vez eterna e inmortal; cuando el invierno daba paso a la primavera, ella tomaba una sequía que la devolvía a la juventud. En la leyenda de Manx, pasó la mitad del año como una mujer joven y la otra mitad como una vieja arpía – sólo se la conoció como la Cailleach durante la última mitad. En Irlanda, tuvo siete períodos de juventud, después de los cuales permaneció vieja permanentemente.

Cailleach

La división estacional entre el verano y el invierno, donde Cailleach gobernaba el invierno y Brigid el verano, resaltaba la asociación de las dos diosas. En Samhain, o el 31 de octubre, el año celta termina y comienza el invierno, marcando el regreso de la Cailleach. En Escocia y en la Isla de Man, el Cailleach se transforma en Brigid durante el Beltane, un festival de la fertilidad que se celebra el 1 de mayo.

La Cailleach también era una diosa del grano, un recurso clave para sobrevivir al invierno. La última vaina de grano cosechada estaba dedicada a ella, y se usaba para comenzar la siguiente temporada de siembra.

Como muchas diosas irlandesas, la Cailleach estaba ligada a la soberanía y el gobierno. Antes de que alguien pudiera gobernar la tierra, primero tenían que conseguir su aprobación.

Sitios

Uno de los atributos más notables de la Cailleach era su asociación con los lugares. El Cailleach estaba ligado a lugares inhóspitos a través del mundo celta de habla gaélica. El Cailleach tenía más lazos con la geografía local que cualquier otra deidad celta.

Muchos lugares han mantenido sus conexiones con Cailleach hasta el día de hoy. Tales lugares incluyen:

  • Hag’s Head, en los acantilados de Moher en County Clare, Irlanda;
  • La silla de Hag en la cima de Slieve na Calliagh en el condado de Meath, Irlanda;
  • Ben Cruachan, la montaña más grande de Argyll y Bute, Escocia;
  • El remolino del Golfo de Corryvreckan, frente a Argyll y Bute, Escocia;
  • Sitio ritual Tigh nan Cailleach, cerca de Glen Cailleach y Glen Lyon, en Perthshire, Escocia;
  • Beinn na Caillich, en la Isla de Skye, Escocia.

Familia

La Cailleach tenía pocos lazos familiares explícitos, el más conocido era el Bodach, un espíritu escocés de embaucador con el que tuvo muchos hijos.

Según un viejo poema irlandés, fue doncella siete veces, lo que le permitió tener muchos hijos de muchos maridos, así como innumerables hijos adoptivos. Cuando terminó su último período de juventud, había sobrevivido a sus maridos e hijos por igual, y se decía que era el antepasado materno de cada hombre y tribu irlandesa.

Mitología

Mientras que muchos de los mitos de Cailleach se han desvanecido de la memoria, un número de rituales y tradiciones todavía existen.

Recoger leña

En Imbolc, o el 1 de febrero de cada año, el Cailleach se queda sin leña para el invierno. En la tradición Manx, se transforma en un gran pájaro y recoge leña en su pico. En Irlanda y Escocia, mientras tanto, recoge leña como una anciana.

Si desea que el invierno dure más tiempo, hace que el día sea soleado y brillante para su búsqueda.

Si accidentalmente se queda dormida, el día es tormentoso y gris. Así, la tradición sostiene que si el 1 de febrero es gris e invernal, el invierno será más corto ese año; si el día es brillante, el invierno volverá debido a su preparación.

En los Estados Unidos, esta tradición se transformó en el Día de la Marmota, quitando la Cailleach y manteniendo el ritual central.

Tigh nan Cailleach

Los Cailleach, los Bodach y sus hijos se aparecieron a la gente de Glen Lyon y Glen Cailleach buscando refugio. A pesar de sus temibles reputaciones (o tal vez debido a ellos), la familia recibió refugio.

Durante este período, las cañadas circundantes se volvieron increíblemente fértiles. Antes de abandonar la zona, los Cailleach dieron a la gente un regalo de despedida: la zona sería eternamente fértil, siempre que pusieran piedras para su familia entre el 1 de mayo y el 31 de octubre, desde Beltane hasta Samhain.

Cada año, este ritual se repite.

Literatura

Las doncellas se regocijan…
Cuando el Día de Mayo llega a ellos…
Para mí, la pena es el encuentro,
Soy miserable, soy una vieja bruja.
– «Lamento de la Jauría de Osa», trans. Lady Gregory

El Cailleach ha aparecido en la literatura a través de los tiempos. En el poema del siglo VIII, «Lamento de la anciana», reflexiona sobre su descolorida juventud y lamenta su pérdida.

En el recuento del folclore escocés del siglo XX de Donald Alexander Mackenzie, el Cailleach se convirtió en Beira, la Reina del Invierno.

La obra conservó gran parte de la caracterización clásica del Cailleach y, junto con la traducción de Lady Gregory de viejos cuentos irlandeses, sirvió como una de las fuentes más prominentes de los mitos del Cailleach.

Otra mitología

El Cailleach era único entre las deidades celtas, apareciendo sólo en regiones de habla gaélica, a saber, Irlanda, Escocia y la Isla de Man. Mientras que las regiones celtas bretonas contaban historias de brujas similares, ninguno de estos personajes podía rivalizar con la consistencia del Cailleach. Tales brujas incluían a Black Annis, una bruja de cara azul de Leicester con garras de hierro que cenaba en los niños. Estas brujas a menudo se acercaban más a la noción popular de bruja, que a la más caprichosa Cailleach.

Fuera del mundo celta, la Cailleach tiene numerosas similitudes basadas en sus atributos individuales. Como deidad creadora, tenía similitudes con la Gaia grecorromana. El Cailleach también era notablemente similar a la deidad nórdica Skadi, la diosa del invierno y la oscuridad, así como a la germánica Holle, esposa de Wotan (Odín) y maestra del frío del invierno.

Aunque su martillo tormentoso se parecía mucho al martillo de Thor, Mjolnir, el comportamiento y la apariencia del Cailleach se acercaban más a la de los enemigos de Thor, los gigantes del hielo.

En la mitología eslava, Baba Yaga llevaba muchos de los atributos de la Cailleach. Una anciana imposible de ayudar y obstaculizar, Baba Yaga hizo muchas apariciones en el folclore eslavo. Su choza de patas de pollo se movía de la misma manera que el Cailleach cuando viajaba entre montañas.

Cultura pop

El Cailleach ha aparecido en múltiples piezas de la cultura popular, incluyendo:

  • En Dungeons & Dragons, un Bheur Hag tomó el nombre y la apariencia de Cailleach como una bruja de piel azul, con base en el invierno;
  • En la serie de televisión de fantasía Merlín , el Cailleach apareció cuando Morgana rompió el velo entre vivos y muertos. Ella exigió un sacrificio a cambio de devolver a los Dorocha a la tierra de los muertos, y aunque Arturo y Merlín se ofrecieron, Lancelot se dio a sí mismo en su lugar;
  • La banda Crown of Asteria presentó una canción llamada «Cilleach»: Crone Moon» en su álbum Crone ;
  • Un cortometraje, escrito y dirigido por Rosie Reed Hillman, contaba la historia de Morag, una anciana enamorada de la vida al borde de la civilización en las islas occidentales escocesas. El personaje, que llevaba una capucha como un velo, tenía más que algunas similitudes con el Cailleach;
  • El Cailleach ha aparecido en varios videojuegos. Hizo una aparición sólo de nombre en Final Fantasy XI, y apareció como un demonio en la serie Megami Tensei, más notablemente Shin Megami Tensei II ;
  • Un análisis de la arquetípica «mujer sabia curandera» que apareció en las tradiciones orales de Irlanda puede encontrarse en el Libro de la Cailleach de Gearóid Ó Crualaoich : Historias de la Mujer Sabia Sanadora .

Puede interesarte...