Símbolo del Colibrí

Símbolo del Colibrí

Los nativos americanos eran personas profundamente espirituales que transmitían sus mensajes como ideas, pensamientos e historia de generación en generación a través de una variedad de símbolos y signos significativos.

Esto fue así para que la cultura y la historia no mueran. Cada símbolo representaba un mensaje único.

El símbolo del colibrí puede tener un significado variado de tribu a tribu y también varía en las diferentes culturas de América del Norte.

Colibrí como símbolo nativo americano

Este símbolo en particular es uno de los más importantes para ellos. Los símbolos son básicamente formas de animales, representaciones geométricas de cuerpos celestes y fenómenos naturales. Cuando se trata de los símbolos de diseño animal, lo más probable es que sean formas físicas de ayudantes espirituales.

Pueden tener un significado diferente, pero su mensaje fundamental seguirá siendo el mismo. El signo del colibrí básicamente implicaba paz, amor y felicidad.

El símbolo se presenta mayormente como una pareja apareada que significa devoción, permanencia, eternidad y ciclos de vida. Esta es una de las variaciones del significado.

El colibrí también se considera importante debido a la creencia de los nativos americanos de considerar como un amuleto de la suerte antes que cualquier otro, incluso como viajar o cazar. Básicamente creían que verlo antes de ir a tales eventos les traería suerte.

El colibrí en sí mismo tiene una gran importancia en las culturas de los pueblos del sur. También eran adorados por sus furiosas peleas y sus rasgos de defensa del territorio.

La leyenda Hopi dice que los colibríes convencen a los dioses para que traigan la lluvia en nombre del pueblo en cuanto a su alto rango.

Incluso las plumas de los colibríes tienen un gran valor y se usan en ocasiones ceremoniales y en trajes de baile debido a su prestigio.

Los símbolos como un agujero tenían una gran importancia para ellos ya que su valor era eterno para ellos. Estos eran los poseedores de la esencia de sus historias.

Puede interesarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *