La palabra Alá

La representación de criaturas poseedoras de alma siempre ha sido un punto de controversia dentro de las enseñanzas del Islam, siendo esta práctica desaprobada por las primeras generaciones musulmanas. Como sólo Dios es considerado el Creador, el ser humano no tiene derecho a crear o replicar nada capaz de existir por sí mismo, como pinturas, estatuas o dibujos de personas y animales. Si ningún musulmán debería representar otras creaciones que posean alma, ciertamente no debería dibujar nada más allá de su conocimiento dado, el llamado ghayb o reino de lo desconocido, especialmente no el Creador Mismo.

Dios dice en el capítulo coránico al-Shūrā “versículo 11: “….No hay nada que se le parezca, y Él es el Oído universal, el Verlo todo….”. Desde un punto de vista islámico, es imposible representar a Dios, ya que ninguna representación de Él le haría justicia. Esto no debe ser considerado como iconoclasia, sino más bien como anonimato. El primero fue un movimiento reaccionario dentro del Imperio Bizantino dispuesto a oponerse activamente y eliminar el uso generalizado de la iconografía cristiana, mientras que el segundo es la simple inexistencia de la iconografía en primer lugar.

Para equilibrar entre la mención visual de Dios y la imposibilidad absoluta de representarlo, los artistas musulmanes desarrollaron una cultura estética completa de representar la infinidad y trascendencia de Dios a través de formas no figurativas. Como escribe Nadirsyah Hosen en su Research Handbook on Islamic Law and Society (2018), “el anonimato no deriva de una estricta interpretación legal de los textos religiosos, sino más bien como una forma de representar visualmente el principio subyacente del Islam, es decir, la naturaleza de Dios como el único ser verdadero e incognoscible del que deriva la Santa Ley”. Así que en vez de representar a Dios en una forma humana, tan popular en el arte religioso cristiano, los artistas musulmanes visualizaron a Dios a través de su nombre escrito, la palabra árabe Allāh .

El origen de la palabra Allāh , o الله en lengua árabe es explicado por el famoso gramático Sībawayh (760-796 AD) en su al-Kitāb vol. II. Afirma que الله es una contracción de la palabra árabe إله (deidad) y del artículo definido ال. Explica que el artículo definitivo fue añadido a la palabra إله, como una forma de reverencia ( taʿẓīm ). Como resultado, la hamza de إله desapareció, y un shadda (gemination) apareció en la carta original lām, resultando en ال + إله = الله. Esto significaría literalmente LA deidad, o Dios. Lo que es notable de esta palabra, es que en realidad no pierde su artículo definido donde otras palabras definidas lo harían, como en el caso vocativo.

De todas las ramas del arte islámico, la arquitectura es la que más utiliza el nombre escrito de Dios para embellecer edificios religiosos y seculares. Este mausoleo de Khoja Ahmed Yasavi en el sur de Kazajstán, por ejemplo, fue construido en el siglo XIV d.C. y tiene la mampostería azul que deletrea el nombre Allāh . Esto se logró a través de la técnica arquitectónica de bannāʾi , un arte decorativo en el que las baldosas vidriadas se alternan con ladrillos lisos para crear patrones geométricos o para deletrear nombres sagrados. La tumba de Timur es otro excelente ejemplo de monumento en el que se incorpora la palabra escrita Allāh .

En conclusión, me gustaría citar a Titus Burckhardt de su Art of Islam, Language and Meaning (2009): “Un arte sagrado no está necesariamente hecho de imágenes, ni siquiera en el sentido más amplio del término; puede no ser más que la exteriorización bastante silenciosa, por así decirlo, de un estado contemplativo, y en este caso -o en este sentido- no refleja ninguna idea, sino que transforma cualitativamente el entorno, haciéndolo compartir en un equilibrio cuyo centro de gravedad es lo invisible”.


Etiquetado: allah, anonimato, árabe, arquitectura, arte, burckhardt, bizantino, cristianismo, creador, dibujo, dios, hosen, iconoclasta, iconografía, iconografía, imagen, islam, musulmán, religión, sagrado, sibawayh, visual, etc.

Puede interesarte...