Los 8 símbolos auspiciosos del Budismo

El budismo comenzó ya en el 4 o 6 a. C. cuando Siddharta Gautama comenzó a difundir sus enseñanzas sobre el sufrimiento, el nirvana y el renacimiento en la India.

Hay ocho símbolos auspiciosos diferentes del budismo, y muchos dicen que representan los regalos que Dios le hizo a Buda cuando alcanzó la iluminación.

Los más conocidos son la estupa, flor de loto y la rueda del Dharma que representada con 8 radios que se asocia con la realeza (Chakravatin o “Monarca de la Rueda”), aunque los 8 rayos también están referidos al “Noble Óctuple Sendero”.

Los 8 símbolos auspiciosos del Budismo

La flor de loto también simboliza muchas cosas, pero se reconoce como símbolo del poder de la mente.
Otros símbolos tempranos incluyen la Trisula, un símbolo utilizado desde alrededor del siglo II aC que combina el loto, la vara de diamantes vajra y una representación de las 3 joyas (dharma, sangha y Buda).

La esvástica fue utilizada tradicionalmente en la India por budistas e hindúes como un signo de buena suerte.

En el este de Asia, la esvástica se usa a menudo como símbolo general del budismo. Las esvásticas utilizadas en este contexto pueden estar orientadas hacia la izquierda o hacia la derecha.

Representación de Buda Shakyamuni (Príncipe Siddhartha)

El mismo Siddharta era reacio a aceptar imágenes de sí mismo y utilizó muchos símbolos diferentes para ilustrar sus enseñanzas. Las primeras representaciones no presentaban a un Buda físico, pero esto cambió con el tiempo.

Algunas características comunes incluyen:

  • Orejas largas lobuladas
  • Posición de los pies
  • Expresión facial serena / neutra
  • Gestos de las manos
  • Algún tipo de sombrero

Ocho símbolos auspiciosos del Budismo

En el budismo, los ocho símbolos auspiciosos son un conjunto de objetos que representan cualidades de iluminación y sirven como herramientas de enseñanza. Comenzaron como símbolos utilizados en la India en la coronación de los reyes.

En las tradiciones budistas, los ocho símbolos son una sombrilla blanca, una caracola, un jarrón del tesoro, un estandarte de la victoria, una rueda del dharma, un par de peces dorados, un nudo sin fin y una flor de loto.

Estos símbolos se pueden encontrar y se utilizan en toda la religión. Se pueden encontrar en muebles, trabajos en metal, alfombras y cerámicas.

Sombrilla

El paraguas / sombrilla

La sombrilla tiene sus raíces como símbolo indio de realeza y protección. Tradicionalmente, cuanto más sombrillas tenía un individuo, más alto estaba en la jerarquía social y la realeza generalmente tenía alrededor de trece.

En la actualidad, un simple paraguas le protegerá de la lluvia, y una sombrilla le protegerá del calor del sol.

En muchos países y culturas, la capacidad de protegerse de las inclemencias del tiempo siempre ha sido un símbolo de estatus.

En el budismo, el paraguas o la sombrilla también se considera una forma de protección, pero de una forma espiritual más simbólica.

El paraguas suele representarse por encima de la cabeza de una deidad importante para simbolizar que debajo del paraguas está el centro del universo. Algunos consideran que el paraguas es como un templo móvil.

Hay muchos significados y pensamientos diferentes para el paraguas / sombrilla a través de diferentes culturas y comunidades.

En el Tíbet, las personas importantes tienen derecho a diferentes tipos de sombrilla en función de su rango o importancia, y el Dalai Lama tiene derecho a varios tipos.

El paraguas o sombrilla es un signo de honor y respeto, pero sobre todo simboliza la protección sobre la sombra que proyecta.

Caracola

Caracola

La concha comenzó como un atributo indio de los dioses heroicos, donde las conchas representaban victorias en la batalla.

En el budismo, una caracola blanca que se enrolla hacia la derecha representa el sonido del Dharma que llega a lo largo y ancho, despertando a los seres de la ignorancia.

Existe una clasificación fundamental de las caracolas que se dan en la naturaleza: las que giran hacia la izquierda y las que giran hacia la derecha.

Las caracolas que giran hacia la derecha en el sentido de las agujas del reloj son una rareza y se consideran especialmente sagradas

Budismo Simbología budista, la concha ha sobrevivido como el cuerno original de la trompeta desde tiempos inmemoriales.

Las antiguas epopeyas indias describen cómo cada héroe de la guerra mítica llevaba una poderosa caracola blanca, que a menudo llevaba un nombre personal.

Jarrón del tesoro

Jarrón del tesoro

El jarrón del tesoro de estilo budista está inspirado en las tradicionales vasijas de arcilla de la India. El jarrón se usa principalmente como símbolo de ciertas deidades de la riqueza, pero también representa la calidad infinita de las enseñanzas del Buda.

En la representación tibetana típica, el jarrón está muy adornado con un color dorado y diseños de pétalos de loto a lo largo de varios puntos.

También suele estar tachonado con una serie de gemas preciosas y un pañuelo de seda sagrado alrededor de su cuello.

Bandera de la victoria

Bandera de la victoria

El estandarte de la victoria se originó como un estándar militar en la antigua guerra india. Los estandartes se adornarían de manera diferente dependiendo de la deidad que se suponía que debía transmitir y liderar.

El símbolo del Dhvaja representa la victoria de Buda sobre los cuatro māras, o estorbos en el camino de la iluminación.

Suele verse un estandarte cilíndrico colocado en los tejados de los monasterios, que suelen ser de cobre batido.

Esto pone de manifiesto el triunfo de Buda sobre el conocimiento y la ignorancia.

Se dice que los māras derrotados eran de cuatro tipos. Cada uno de ellos representaba un obstáculo en el camino hacia la iluminación.

Estos eran:

  • Mara de la contaminación emocional
  • Mara de la pasión
  • Mara del miedo a la muerte
  • Mara del orgullo y la lujuria

Al derrotarlas, Buda pudo mostrar claramente el camino hacia la iluminación, y la bandera de la victoria se exhibe de forma destacada para que todos los que buscan la iluminación recuerden el camino.

Rueda del Dharma

Rueda del Dharma

La rueda comenzó como símbolo indio de soberanía, poder y protección. La rueda está formada por tres partes clave, el cubo, los radios y la llanta.

Respectivamente, representan la ética, la sabiduría y la concentración.

La rueda de ocho radios está destinada a representar los aspectos del Noble Óctuple Sendero, las prácticas que se dice que conducen a uno fuera del ciclo del renacimiento. En algunos de los primeros sitios budistas, la rueda sirvió como símbolo del propio Buda.

Pez dorado

Pez dorado

El pez dorado (matsya) simbolizaba originalmente el río Ganges, pero pasó a simbolizar la buena fortuna en general, para hindúes, jainistas y budistas.

En el budismo también simboliza que las personas que practican el dharma no deben temer ahogarse en el océano del sufrimiento y pueden migrar libremente (elegir su renacimiento) como los peces en el agua.

La pareja de peces dorados comenzó como una representación de los dos grandes ríos de la India, el Ganges y el Yamuna.

Cuando fueron adoptados en el budismo, llegaron a simbolizar la felicidad y la espontaneidad debido a su libertad para moverse a través del agua. La libertad representada por el pez simboliza la libertad del ciclo de renacimiento.

Nudo sin fin

Nudo sin fin

El nudo sin fin es una pieza de imaginería presente en muchas culturas y creencias antiguas. En el budismo, el nudo sirve como símbolo de la infinita sabiduría y compasión del Buda, además de la armonía eterna.

Cuando se aplica a las enseñanzas del Buda, representa el ciclo interminable de renacimiento.

Flor de loto

Flor de loto

La flor de loto es una planta que prevalece en el sur y el sudeste de Asia y es conocida por su capacidad para crecer sin teñirse en aguas turbias.

Esta cualidad de permanecer puro cuando está rodeado de suciedad y suciedad lo llevó a convertirse en un símbolo budista de pureza y renuncia.

Además, el loto sirve como símbolo de nacimiento y representa el origen divino de las deidades cuando se ve en obras de arte.

En arquitectura, la forma del loto se usa para denotar la pureza de un espacio y la presencia del Buda.

También es un símbolo fuertemente asociado con Padmasambhava, una figura famosa por supuestamente introducir el budismo en el Tíbet.

En el simbolismo budista, el loto simboliza la pureza del cuerpo, la palabra y la mente, ya que, aunque está arraigado en el barro, sus flores florecen en largos tallos como si flotaran por encima de las aguas fangosas del apego y el deseo. También simboliza el desprendimiento, ya que las gotas de agua se deslizan fácilmente por sus pétalos.

También hay que tener en cuenta que muchas deidades asiáticas se representan sentadas sobre una flor de loto.

Según la leyenda, el Buda Gautama nació con la capacidad de caminar y, dondequiera que pisaba, florecían flores de loto.

El bello símbolo de la Flor de Loto ha desempeñado un papel importante tanto en la religión del antiguo Egipto como en las enseñanzas sagradas budistas. Por ejemplo, desempeñó un papel crucial en la antigua historia de la creación que se originó en Heliópolis.

Se decía que antes de que se creara el universo, había un agua estancada sin fin, que creó el ser llamado Nun.

De Nun surgió una flor de loto, junto con un montículo de tierra seca. Cuando la flor de loto se abrió, surgió el dios del sol Atum (o Ra). En los pliegues de la flor de loto regresaba cada noche.

Banderas de oración tibetanas

Banderas de oración tibetanas

En el Tíbet, las banderas de oración se colocan en varios lugares y se dice que difunden la oración cuando el viento sopla a través de ellas. Preferiblemente, las banderas se cuelgan en días soleados y ventosos para evitar que se dañen.

Las banderas de oración vienen en un juego de cinco colores y los colores giran a medida que avanzan.

Los colores utilizados son azul, blanco, rojo, verde y amarillo en ese orden específico. Se dice que el azul simboliza el cielo y el espacio, el blanco para el aire y el viento, el rojo para el fuego, el verde para el agua y el amarillo para la tierra.

La escritura en la bandera son típicamente mantras dedicados a varios dioses. Además de los mantras, también hay oraciones de buena fortuna destinadas a la persona que monta las banderas.

Puede interesarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *